Agradecimientos

Luego de algunos meses de ausencia, vuelvo a estar con ustedes. Muchas gracias a todos lo que me ayudaron para que mi blog volviera a estar publicado.

Desde aquí mi agradecimiento también a todos los médicos que me han atendido durante estos meses y durante los 9 años que llevo combatiendo mi enfermedad. No puedo olvidar al Dr Iván Martínez, del Departamento de Medicina Nuclear del Hospital Lenin, que fue el que llevó a feliz término las dos operaciones que tuve que padecer. Infelizmente ya no está con nosotros, pero la atención médica en este respetable departamento no ha faltado. Le han sucedido médicos con igual o mejor preparación, como el Dr. Jose y la Dra. Migdalia, que es la que actualmente me atiende. Hago extensivo mi agradecimiento a la enfermera Luz del Alba, que no me puede faltar, y a todas sus colegas, así como al personal técnico de los laboratorios de Medicina Nuclear que tan delicadamente te extraen la sangre.

Muy agradecida también al Ministerio de Salud Pública, que se ha preocupado por reparar estos departamentos y lograr que la estancia en ellos sea más agradable. Durante mi ingreso de dos días en la Sala de Oncología, precisamente en la habitación para los pacientes que son administrados con Yodo Radioactivo, noté el avance en este sentido. Un local preparado para un paciente, con climatización, TV y baño en buenas condiciones, permitieron que mi “encierro” fuero lo más placentero posible.

Mi agradecimiento también a los técnicos, enfermeros y médicos de los Hospitales Oncológicos de La Habana, de Villa Clara y de Santiago de Cuba, a los que me he tenido que trasladar en varias oportunidades. A todos mis felicitaciones por su abnegado trabajo.

Es verdad que no todo es color de rosa porque existen dificultades como que las ganmagrafías no se pueden realizar por motivos que no tengo muy claros, pero ahora me siento feliz porque estoy nuevamente en casa y en el trabajo, y no quiero detenerme a escribir textos negativos. Por eso me dedico a resaltar la actividad de este aguerrido batallón de Batas Blancas que, enfrentando las enfermedades, en ocasiones a riesgo de su propia vida, ponen en alto la ética y la calidad médica de los galenos cubanos.

Enlace permanente a este artículo: http://adisgib.cubava.cu/2016/08/12/agradecimientos/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.